martes, septiembre 20, 2005

El reencuentro

Después de cinco años...

Terminé de escribir, publiqué y cinco minutos después sonó el citófono: llegó diez minutos antes de lo acordado. No resistí y miré por la ventana a través de las cortinas (no las corrí, eso sí hubiese sido notorio).
Yo temblaba. Al contestar el citófono y escuchar su voz me puse peor, y su llegada hasta mi puerta me pareció una eternidad. "No me tiene que gustar, no debe gustarme" pensaba mientras me paseaba tras la puerta. Sonó el timbre y lentamente tomé el picaporte.
Al abrir la puerta lo vi: era el mismo niño alto de anteojos que me deslumbró hace trece años, sólo tenía el pelo un poco más largo. Sin mediar palabra, y como siempre fue nuestra costumbre, nos dimos un gran abrazo del que no nos soltamos en minutos. Yo no podía discimular que temblaba y no quería separarme de él. Y daba los mismos abrazos especiales de siempre, esos en los que me olvidaba del mundo, en los que podía descansar si tenía pena...
Entramos, nos sentamos en el sofá. Teníamos demasiado que contarnos, pues eran cinco años desde aquella carta que él clasificó como la muestra de amor más grande que alguien le haya dado. Yo, por mi parte, con lo aprehensiva que siempre fui con las personas a las que quería, a él lo dejé ir, con la opción de que volviera en un tiempo más, y si no lo hizo yo entendí que optó por su bien.
Me mostró sus fotos de su viaje a Europa, me contó de sus trabajos y de su vida en general. Yo le mostré mis fotos del viaje a Corea y le conté también qué pasó conmigo en estos cinco años. Trajo una recopilación de música de esos tiempos. Me pidió perdón por no haber vuelto a comunicarse mientras escuchábamos esas canciones que bailábamos sin descanso. Yo le dije que el trato era dejarlo libre y yo lo cumplí. Él no quería perder mi amistad, pero tenía miedo de que yo lo rechazara... ¡cómo iba a rechazarlo! Le confesé de mis búsquedas fallidas, las que no seguí para no interrumpir su vida.
Conversar, conversar, conversar compulsivamente. Silencios nada de incómodos en el que nos tomábamos de la mano en señal de "qué lindo es volver a verte". Nos abrazábamos cada tanto, no dejaba de pedirme perdón, y yo no dejaba de decirle que no podía odiarlo. Hasta que llegamos a hablar de "nosotros"...
A medida de que pasaban las horas nos dábamos cuenta de que siempre fuimos el uno para el otro. Nos preguntamos el porqué no antes, pero después vimos que no podría haber sido en esos tiempos, pues teníamos muchos aprendizajes pendientes hace cinco años y ahora estaban resueltos. Sólo nos falta esperar un tiempo para estar juntos, algunas cosas pendientes de su parte deben resolverse y, por mi parte, después de haber esperado trece años, qué más da esperar un poco más al que sigo pensando es mi hombre ideal, ese que está hecho a tu medida...
Tenía miedo de ser la niña de catorce enamorada del de 17... en realidad así es, pero quise ir más allá y comprobar que no estaba sosteniendo una ilusión y saber cuáles son las áreas en las que la madurez se había manifestado. Para colmo de males, la madurez le ha venido muy bien y aquellas cosas que fui descubriendo me hacían decir que a pesar de ser una adolescente había elegido bien, pues ahora que no lo era seguía impresionándome con nuestras coincidencias.
Al ver la hora era más de medianoche y aún siquiera habíamos comenzado a ponernos al día de tanto tiempo sin vernos. Luego, la tarde del domingo no bastó y el lunes por la tarde ya habíamos pasado por todos los temas, desde política hasta la vida cotidiana, él me hablaba sus tecnicismos (y con eso me derretía) y yo los míos, y nos deslumbrábamos con aquellas cosas que podíamos compartir mutuamente, de aquellas que teníamos en común, de aquellas que siempre esperamos de quien estuviera compartiendo nuestras vidas y que teníamos sin mayor esfuerzo, sólo siendo nosotros mismos. Me aseguró que tenía la certeza de que conmigo sería feliz. Por supuesto, yo también lo sería.
Ahora calma, Pastora... no des otro paso en falso. Hazte amiga del tiempo y de la espera. Si después de trece años sigues viendo en él al hombre que siempre quisiste, si después de renunciar a él por amor hace cinco años ha vuelto... pues, entonces, espera un poco más para no tropezar y, de una vez, ser felices juntos.

Saldos al día:
  • Un precioso mail en el que me piden perdón... no te preocupes, no creo que estés intentando ponerte en contacto conmigo. Si puedo serte útil en algo, sólo dímelo, si puedo ser de apoyo para tus momentos de angustia no lo dudes... ya no hay rencor ni odio, y si te saludé para tu cumpleaños fue porque me nació del corazón, no porque quisiera molestarte o algo así. Sólo quiero que estés bien y si te sirve hablar conmigo está bien, si no quieres contactarte lo entiendo, pero ya mi corazón no late por ti y los malos sentimientos están en el olvido: te perdoné.
  • Del 18 no supe nada de nada... me quedé con ganas de comer asado... ¿qué hice el domingo? ¡trabajé! Era la única trabajando ese día en mi sección y en las cercanas (en las otras seguramente trabajaron, pero están lejos de ahí...). Me gusta tanto mi pega que no me importó trabajar el 18 de septiembre, estaba feliz y celebré la independencia de Chile con vino virtual, ¡salud! jeje... En todo caso, el día estaba precioso y daban ganas de hacer un pic nic en los prados cercanos, pero no se hubiese visto muy decoroso, jeje :P

Soooooooooooola... cuando oscureció ya me dio julepe, jeje :P (se escuchaba sólo "el sonido del viento" jajaj y el tecleo de mi PC, jejej).

22 comentarios:

Francisco dijo...

Deseo lo mejor del mundo para ti Pelu. Con calma, paciencia sabrás si es el paso correcto. Pero recuerda, que también el tiene una polola y que debe aclarar eso.

Francisco dijo...

Pelu, de corazón deseo que él sea quien llene tu vida de amor, horas azules y abrazos de koalas. Pero recuerda ir con calma, mucha paciencia, que aún hay una polola de por medio. Y mientras el no resuelva eso, es mejor esperar.

Monin dijo...

Amiga, calma y paciencia, tiempo al tiempo....
No puedo pedirte que no te entusiasmes, que no te emociones, pero quiero pedirte, por ti, que no te apresures, que tengas calma, y sobre todo que cuides tu corazón...
No mereces que te vuelvan a herir, aunque las heridas te han hecho la persona maravillosa que eres... pero creo que las situaciones "pendientes" deben ser resultas y con paciencia... con la misma actitud que escribiste esa carta...

Espero que el amor esta vez toque a tu puerta en serio, y que no te haga daño...

Un abrazo gigante, y todas mis buenas vibras para que esta vez resulte todo bien...

Te quiero mucho amiga!!

carly dijo...

Mujer pero que fuerza tienes!...yo me enganché de un amigo (y lo mío era ínfimo comparado con tus sentimientos) y hasta el día de hoy le sigo hacioendo el quite porque me duele verlo con otra.

Un gran abrazo y siga así mi niña que con su manera de ser Dios te tiene un regalito preparado...eres genial.

btg dijo...

Que rico!!!...estamos en la misma onda con respecto a aniversarios(recuerdas el de hoy???)...It's a must to get together and gossip.

Pretoriano dijo...

Si le resulta, siéntase afortunada porque en verdad... ¿quién cresta puede contar algo así?

Doña Marí Pelús, su vida es una teleserie. Véndasela a los capos de Televisa, ganará mucho $$$.

álvaro dijo...

Me gustó tu blog. ¿Diseñadora?
Y bueno, quién no ha tenido ese tipo de historias. Lo malo es que no todos nos atrevemos. Yo, al menos, estoy felizmente casado con la mujer ideal. Pero una vieja historia me empezó a penar por MSN y, lamentablemente, me he puesto a revivir mentalmente algunos pasajes de mi vida que fueron turbulentos, lindos, irrepetibles, y al final, tristes. Ojalá que te resulte.

Visita mi blog. Yo pondré el tuyo en mi lista de blogs.

inCuerdo dijo...

ese dolor de guata antes de es genial pa saber si lo que esperamos es importante o no... sobre lo de la pega... en realidad da lo mismo que día sea "de pega"... en estos días tenerla es lo importante y mas importante aún es que te guste...


besos...

Veronica dijo...

Uf!, por fin me he podido colocar al día con todo lo de la U y los blogs...así que perdón por mi desaparición de estos días.

Respecto a lo que hablamos hoy: usted tranquila no más, Dios la puso ahí por algo y El sabe que todo aquello que venga más adelante será por su bien. Tranqui tranqui amigaaa!!!!

Y bueno, veo que la llegada de la primavera viene con marraqueta bajo el brazo. De verdad que estoy re feliz por ti. Ojalá resulte todo para bien... cito tus palabras: “si es amor de verdad, los años no lo borran”. Suerte en todo, sé que va a salir todo bien.

Mil abrazos! De sobra está decir que, cualquier cosa, me dice no más.

Cariños!

planetadamasco dijo...

Cuidado, para su actual polola , el , es su amor de toda la vida.
las historias dan vueltas, o todo es ciclico. o como dicen... " tu vida es un espejo, o tu eres el espejo de otra vida"
Haz lo correcto , que aveces se contrapone con tu corazon.

planetadamasco dijo...

uidado, para su actual polola , el , es su amor de toda la vida.
las historias dan vueltas, o todo es ciclico. o como dicen... " tu vida es un espejo, o tu eres el espejo de otra vida"
Haz lo correcto , que aveces se contrapone con tu corazon.

PAULA dijo...

QUE SUSTO.... NO TE DA SUSTO PENSAR QUE PUEDA ESTAR LEYENDOTE AHORA MISMO? O SU POLOLA? ....
AH!!! PERO EL SOLO SENTIMIENTO DE AMAR LO JUSTIFICA.
SUERTE CON EL DESTINO

Felipe dijo...

Guau, que buena historia, claro que me trajo algunos recuerdos que a veces uno tiene como guardados en “carpetas invisibles”. Nada más. Una enfermedad me tiene en menos de un 50% así que pensar no está en mis planes… menos recordar. Sorry, sólo espero que tu historia tenga un final feliz.
El Hincha, abatido…

cecica dijo...

pasto!!!...
tienes miles de historias
para contar a tus nietos....

c-h-e-v-e-r-e!!!!!

nota de la editora :::
amigui te clave en mi blog!!!!....

Pilar dijo...

Que bien Pastoraaaa, pero calma... si... disfruta... amigos... que lindo es tener amigos... como roberto Carlos no??... me parece estupendo...me emocioné.
Con razón pasaste el 18 trabajando y con una linda sonrisita en la carita puh!! jejeje. Saludos niña trabajadora y... amiga... Hasta pronto.-

Pilar dijo...

Que bien Pastoraaaa, pero calma... si... disfruta... amigos... que lindo es tener amigos... como roberto Carlos no??... me parece estupendo...me emocioné.
Con razón pasaste el 18 trabajando y con una linda sonrisita en la carita puh!! jejeje. Saludos niña trabajadora y... amiga... Hasta pronto.-

SrtaLee dijo...

Sabio pensamiento niña, la prudencia siempre es buena amiga ;)

Toda la buena suerte del mundo!...es que te mereces tanto ser feliz :)

Abrazos! :)

María Pastora dijo...

Planeta: haberlo dicho hace un año atrás, me hubiese servido ese consejo para no meter las patas.

¡Gracias a todos!

daniella dijo...

Hayy, no paraba de leer lo que te sucedio, que emocionante de verdad, que rico que te sientas asi, espero de corazon que te valla super!!!, con calma como dices tu, pero todos se merecen la felicidad y tu tambien linda!!

marco dijo...

Hola, oye no trabajes tanto, cuidate y sobre tu experiencia, hay que darle tiempo al tiempo.-

MeMe dijo...

Negra: Puede que suene muy cursi pero va...

"Si amas algo, déjalo libre. Si vuelve.... es el amor de tu vida, sino quiere decir que nunca lo fue...."

Ixchel dijo...

Mi querida pasto! woa! qué maravilla, tu vida como dices por ahí es una ¡teleserie! qué emoción, felicidades y alegría y paciencia, ya el tiempo dirá!
Besos