miércoles, marzo 30, 2005

La magia del perdón

Después de años de rencor de mi parte, la historia de la relación con mi papá cambió completamente.


Siempre en mi vida soñé con sentirme así y lo veía casi imposible. Tantas veces oré, a veces llorando, porque no quería sentirme así. Incontadas ocasiones me puse en su lugar y lo comprendí, intenté acercarme y después volvía a sentirme defraudada. Pero ahora puedo decir con todas sus letras: perdoné a mi papá.
Esto es fruto de un proceso larguísimo que hace años intentaba concretar, pero no lo lograba, quizás porque Dios no creía que fuera el momento o es que realmente el proceso debía ser muy largo. Pero como hito de este proceso puedo dar una vigilia que hubo hace unos 10 meses atrás en la iglesia de Claudio (mi pololo de ese entonces que nunca me abandonó en mi proceso mientras estuvo conmigo), cuando oré decididamente por este sentimiento que no me dejaba crecer espiritualmente (antes había orado en la iglesia pero aquí comenzó el trabajo intenso). Después le siguió un retiro de mujeres y otro de jóvenes, donde Dios seguía trabajando en lo que yo denominaba "el tema de mi vida".
La falta de papá me marcó, ha marcado mi vida desde siempre. Había una soledad patológica en mí y siempre estuve en busca de ese padre que me faltó, en distintas personas que me dieron su amor y cariño incondicional. Siempre busqué a ese padre que hoy me jacto de tener: me parezco a esas niñitas chicas que andan por ahí diciendo que su papá es el más lindo, el más inteligente, el mejor del mundo (y claro que lo es jajaja: es muy capo y un morenazo de sonrisa bella, con margaritas y usa lentes... los que saben de mis gustos cacharán la onda jajaja).
Esta Semana Santa pude disfrutar de mi papá y decidí que no sería la última vez que eso sucediera. Mi papá pudo ser amoroso conmigo como siempre soñé y pensé que no sería nunca. Conversamos del pasado para construir el presente con amor. Él cometió errores, pero yo también, y muchas veces hasta lo critiqué en mis escritos. Ahora no hay tiempo para perder, porque debemos ponernos al día de una relación padre-hija que se retoma.
Alguna vez me tocó perdonar, pero este era el mayor perdón que podía experimentar en mi vida, pero comprobé por qué Jesús dice que se debe perdonar 70 veces 7, es decir, que perdonar es un proceso en el que uno perdona muchas veces y si se logra llegar al final se puede experimentar libertad, alegría y disfrutar de que no hay lugar para el rencor.

Algunas fotitos de mi Semana Santa en mi blog de fotos.

8 comentarios:

Alone dijo...

Que alegr�a saber que tu corazoncito esta sanito, no imaginas c�mo me ha emocionado lo que has escrito hoy ufff!!
Besitos.

Cristian Sepùlveda dijo...

Me alegro mucho por ti, creo que podemos compartir bastante del tema.
Ahora a conocerce mejor con el pap�!!!

Saludos ... te seguir�

Monin dijo...

Marie:

Hoy reci�n he terminado de recorrer tu blog y leer tus post... me emociona saber que siguen habiendo personas de hermoso coraz�n por el mundo, y que Dios me ha permitido conocer (personal y virtualmente), a pesar de que no nos conocemos, me caes super bien, y hoy me emocion� much�simo con tu reencuentro con tu padre... quiz� alg�n d�a yo tenga uno con el m�o, aunque casi he perdido las esperanzas aunque no deja de doler...
te invito a leer mi blog... aunque no posteo con la regularidad que tu lo haces ya que a�n la tecnolog�a no llega a mi hogar...
Un beso :-)

Roberto R. dijo...

Me alegro mucho por ti, imagino lo mucho que lo necesitabas y lo gratificante que es tenerlo de vuelta, felicidades, que lo disfrutes a concho.

Pretoriano dijo...

S�lo pasaba por aqu� y sorry que lo que diga ahora no tenga nada que ver con el tema :( S�lo puedo contar que m�s rato tengo prueba de Finanzas (te dije que estaba estudiando para hoy) y me siento p�simo, con puras ganas de llegar a casa y dormir hasta ma�ana, pero con la pol�tica de evaluaci�n del profe hay incentivos para dar todas las pruebas, as� que me quedar�a "m�nimo" un cargo de conciencia.

Srta. Lee dijo...

Ese weekend que hablamos por msn se te notaba la felicidad, la paz interior. Perdonar deja tantas ense�anzas, qu� lindo que lo hayas logrado, y en cuanto al tiempo, m�s vale tarde que nunca, pero en tu caso, de seguro les queda muuuuuucho tiempo para ponerse al d�a :)
Un abrazo gigante :)

GuiLLe dijo...

Que bueno... :)


Eso por ahora (Vis�tame)

fernando dijo...

Solo quiero decirte que tengo mucha alegr�a x Uds dos y que tambi�n algo de pena ya que a mi tambi�n me gustar�a abrazar a mi hija como lo hacen contigo. Disfruta de esa amistad , la cual es �nica en esta vida.