lunes, octubre 04, 2004

Cap�tulo 2: �Pero si somos s�lo amigos!

Nuestra amistad se desarrollaba normalmente, en medio de c�modos momentos (incluso los silencios). El tiempo siempre se nos hizo poco (hasta ahora eso sucede) y cada vez est�bamos m�s cercanos. Nos complement�bamos perfectamente: �l, un hombre de pocas pero certeras palabras; yo, una parlanchina. �l, creador incansable de panoramas; yo, pobre de panoramas, omnubilada por su ingenio. �l, que llamaba y mensajeaba constantemente; yo fascinada de esas innumerables comunicaciones. �l, un fan�tico de andar en auto; yo, tambi�n. �l, fan�tico del caf� conversado; yo, tambi�n. �l, un regalador compulsivo de chocolates; yo, una adicta a ellos... as�, suma y sigue.
Yo no ten�a miedo de estar con �l, de hablar con �l, porque ese h�lito de confianza que siempre rein� en nuestra amistad me permit�a estar tan c�moda que no ten�a problema en ser su "partner", no me sent�a enga�ando a mi pololo, me sent�a tranquila.
Esta afinidad tan flagrante nos hac�a vernos como pololos. Por ejemplo, �l me acompa�� al cumplea�os de una amiga y creyeron que por nuestra forma de relacionarnos �ramos pololos... otra de las innumerables se�ales (de las que les hablaba en el cap�tulo 1) que yo no ve�a.
El vac�o que me produc�a la "ausencia" de mi pololo estaba siendo llenada por otra persona, las llamadas, los mails y los mensajes que no me enviaba mi pololo me los enviaba otra persona, as� muchas cosas... y comenc� a cuestionarme respecto a mi pololo, cuestionarme si era �l quien no me daba lo que yo necesitaba o si era yo una desequilibrada por necesitar m�s de lo que me daban.
Mi conclusi�n: la personalidad de mi pololo no me estaba haciendo bien, me sent�a sola y desplazada y no pod�a ser que yo estuviera deseando que �l fuera como mi partner... eso estaba dejando de ser �tico.


Saldos al d�a:
  • La alegr�a de haber comenzado a hacer clases nuevamente... �me fascina!
  • Dolor de patitas por estar parada tanto rato (dos horas) en la clase
  • Panza con asado (para de comer, Pel�s...)
  • Pedidos de cosm�ticos que debo repartir
  • I fear when you are in your island... like now

MP


6 comentarios:

Anónimo dijo...

un dia entre a la U
otro dia conoci a una chica
esa chica me confeso de su deseo de llamarse pastora
otro dia conoci otra chica
esa chica me confeso que su verdadero nombre era pastora
la primera chica supo que existia la segunda chica
la primera chica confirmo su teoria en base a mis supuestos
alguien que se llama pastora no puede ser mala persona

en fin

lo importante es que ya necesito (notar la palabra desesperada que use) el tercer episodia, dime que hay mas plis.

obvio algun dia te cuento mi teoria, total tengo muchas.

derepente la etica no es lo mejor
estoy leyendo cosas que me han llevado a pensar en eso
cuando reformule una teoria sobre eso te la cuento tambien.

cuidate red matrix, que siempre despues de cada post
hay un mundo real esperandote
bye

Maga dijo...

Suerte bella... :)!

SOLCLARO dijo...

bueno creo que pronto encontraras el amor, de esos medios salvajes y cari�osos. son mas divertidos.
un abrazo/alma

Ma®ía Pastora dijo...

Gonzalo: Pues gracias por eso de no ser mala persona jeje...
Se viene, se viene el cap�tulo 3... y muchos m�s jeje (para que tengas el gui�n de una de tus pel�culas jaja).
Espero tu teor�a.
Lo de la �tica... mmm... es necesaria...
�Saludos desde el blogworld!

Maga: �Muchas gracias! Un gran abrazo para ti y gracias por visitarme :)

Alma: Pues sigue leyendo la historia... esto que estoy escribiendo lo viv� hace unas semanas atr�s, as� es que el progreso de la historia (que es lo que estoy viviendo ahora) s� que te gustar� ;)

Pretoriano dijo...

Wenos los retroposts.
Por desgracia, me los tengo prohibidos... hasta nuevo aviso.

Ma®ía Pastora dijo...

William H.: Yo no acostumbro a escribirlos pero ya que estamos... �prohibidos? mmm