sábado, octubre 09, 2004

Cap�tulo 7: Lo nuestro no puede ser

Al d�a siguiente todo brillaba con luz nueva, me sent�a feliz. Una llamada de �l me hab�a despertado, realmente �no pod�a ya ser tan lindo conmigo de llamarme temprano en la ma�ana! (debo aclarar que toda cosa que me despierte, ll�mese despertador, grito de mam�, etc., me irrita, pero sentir el sonido especial que tiene �l en mi celular �me hace despertar muy feliz!).
Me llam� durante el d�a, tal como a m� me gusta. Me pregunt� a qu� hora quedar�a libre y si quer�a juntarme con �l. Yo le dije que por supuesto, y le cont� de mis actividades para ese d�a. �l me dijo que estar�a en el Panor�mico en una reuni�n de trabajo como hasta las 20 horas y que despu�s de eso podr�a ir a buscarme.
A las 20 horas, aproximadamente, son� mi celular:
-Buenas tardes, �d�nde est�?- me dijo.
-M�s cerca de lo que crees y m�s lejos de lo que quisiera- le contest�.
Yo me hab�a ido a hacer hora al Panor�mico y estaba en un ciber caf� que est� en el primer piso... y d�nde m�s iba a estar (soy muy previsible) si ya hab�a visto dos veces cada vitrina. Me dio sus coordenadas y nos encontramos en el pasillo, yo lo ve�a venir a lo lejos, sin quitarle la vista de sus ojos. �l tambi�n me miraba, mientras yo me fascinaba con su forma de caminar (siempre me hab�a gustado, y as� sigue siendo jeje).
Al encontrarnos nos saludamos con un beso y nos abrazamos, ya parec�amos pololos. De su mano, fuimos camino al lugar donde estaba estacionado, a un par de cuadras de ah�. Mientras tanto, mi cabeza no paraba de pensar.
Al llegar a la puerta de su auto se puso frente a m� y me pregunt� qu� hab�a decidido. Yo le dije que no me hiciera pensar, que no sab�a nada de m�. Pero insisti�, insisti�, y tuve que pensarlo. Como siempre, mi cabeza estaba a mil. Mi ex pololo no me hac�a feliz, pero �l era de mi religi�n y eso nos facilitaba muchas cosas y no dejaba de pensar en eso. Tampoco dejaba de saber que siempre que mi coraz�n eleg�a yo me met�a en problemas, y que mi cabeza fr�a sab�a qu� era mejor para m�. Si en la iglesia me dec�an que estuviera con alguien de mi misma fe era por algo, as� es que ten�a que "hacer de tripas coraz�n" como se dice...
-Qu� decides- insisti� mientras yo segu�a pensando largamente.
-Lo siento, no puedo ir contra mis creencias, no puedo estar con alguien que no comparta mi fe...
-Entonces ya decidiste- y entr� al auto.
Desde ah� hasta mi casa no cruzamos palabra. No pod�a creer que mi "no" me estaba haciendo perder a alguien que hac�a todo lo que siempre so��. Pero mi cabeza estaba orgullosa, "al fin gan�" le dec�a a mi coraz�n que estaba paralizado de terror.
La escena se repet�a por en�sima vez: estacionados frente a mi casa. Pero esta vez era distinto, porque era la �nica vez en que reinaba la tristeza. Yo no quer�a bajarme, no pod�a creer que esa s� ser�a la �ltima vez que lo ver�a. Le comenc� a explicar toda la teor�a teol�gica al respecto, a lo que �l respond�a que no hab�a cosa que el amor no pudiera solucionar, que �l respetar�a mis creencias, mis tiempos para la iglesia y que nunca �l ser�a un impedimento para que siga con mi fe. Pero no, alguna vez ten�a que tomar una buena decisi�n, alguna vez ten�a que hacer lo correcto.
Romp� en llanto, no pod�a aguantarme m�s. �l, tan amoroso, me secaba las l�grimas y me dec�a que no llore, porque hab�a tomado la decisi�n correcta y ten�a que estar feliz. Pero yo no pod�a parar de llorar, as� es que me hizo dos regalos para que me tranquilice: un lacito color turqueza, que puso en mi cuello, y granos de caf�. Yo tom� estos dos regalos como s�mbolos, porque el cordoncito en mi cuello significar�a estar atada a su recuerdo, a los escasos segundos en que hab�a podido ser feliz con �l. Y el caf�... marc� el comienzo de lo nuestro y ahora maracaba el final.
Comenc� a decirle todo lo que hab�a significado �l para m�: "La lluvia ya no ser� la misma cuando la sienta golpear en el techo, porque estar�s en mi pensamiento. Tomar caf� ser� un rito sagrado en donde te har�s presente. No olvidar� tus ojos, a trav�s de los cuales pude descubrirte. Vivir� a�orando tus detalles y sorpresas... y la palabra magia estar� reservada s�lo para ti".
En ese momento el llanto se aporder� nuevamente del lugar. Nos abrazamos fuerte, sabiendo que ser�a el �ltimo abrazo, y no quer�amos soltarnos. Me dijo que me besar�a por �ltima vez y que estaba en mis manos que fuera la �ltima, como el pen�ltimo pedazo del pastel, que uno lo disfruta al m�ximo, aunque sabe que est� el �ltimo pedazo, el m�s delicioso quiz�s, y que ese trozo me estar�a esperando para cuando quisiera comerlo.
Despu�s de ese beso tom� mis regalos y lo mir�, vi a trav�s de sus ojos por �ltima vez mientras mis l�grimas segu�an sal�ndome. Con mi mano tom� su mejilla, la acarici� y pronunci� las �ltimas palabras antes de escapar de ah�: "te quiero mucho".


Saldos al d�a:
  • Mi computador con un virus, tendr� que reinstalar todo (mi amor, ����auxilio!!!!)
  • Un resfr�o con tos que me hizo dormir m�s de 12 horas (Iv�n Torres �me las pagar�s!)
  • Sourprises are the best, don't you think? (I love you!)

MP


6 comentarios:

konus dijo...

Buaaa... que penita!

Que bien que tomaste una buena decisi�n (no lo digo por esta.. sino por la actual)

:P

GonZalo dijo...

perfecto Red Matrix
he vuelto
peudes leer mi blog que no he perdido paso del tuyo
me alegra la confianza que me tienes y me dejes dirigir tu filme autobiografico...siempre y cuando ese Gonzalo haya sido yo, por que si no, te recomiendo a mi, que segun comentan (humildemente) algo le pego.

Vamos perfectos con la historia.

Oye cual es la famosa religion??
tal vez puedas ayudarme pa un proyecto documental sobre religion que me come el cerebro.
cuidate

esperamos la 8va parte.
adios

Anónimo dijo...

Hoy, si que me quede de a cuatro, Ni�a, pero bueno la respuesta la tienes tu, Y s�lo tu la sabes.
Lo mejor es que estes tranquila y bueno ya veras que todo tendr� un buen Final. espero el 8 parte.
un abrazo/alma

Anónimo dijo...

Me encanta tu historia!! y la narras muy bien.. casi casi la he vivido!! =)
Demando ke pongas una foto de tu amore.. para conocerlo por ke me muero de curiosidad de saber como es! ;)

Una simple expectadora..

Ma®ía Pastora dijo...

konus: Y bueno, las pasamos todas... veamos c�mo sigue la historia (sigue bien, por cierto, pero la parte mala hay que contarla jeje)

GonZalo: Claro que eres t�, pues, despu�s cuando ganes el Oscar sabr� que fue una buena elecci�n jiji...
Soy evang�lica. En lo que pueda ayudar, a sus �rdenes ;)

alma: Gracias por leerme y se viene la 8va parte, no tan linda, pero despu�s de la tormenta sale el sol ;)

"Una simple espectadora": �Sabes? yo me muero de ganas de poner una foto de �l pero no s� si el quiera, es que no es muy de publicar sus fotos, pero le preguntar� jjeje:P
Espero sigas dando una vuelta por aqu� jeje

Jerry dijo...

una foto mia?
no, porfavor!!! arruinarias la historia.
JA!. aunque con Photoshop... podria pensarlo.