jueves, noviembre 11, 2004

Cap�tulo 13: Pens� que todo terminaba

La continuaci�n del relato de nuestra historia de amor que hab�a sido contada en 12 cap�tulos.


Un mes y 17 d�as de feliz pololeo. Despu�s de una visitar una exposici�n de fotograf�as un d�a domingo, disfrutamos jugando con nuestras c�maras digitales en el pasto. Despu�s de eso, pasamos a buscar a su mam� para ir a pasear al Caj�n del Maipo, llegamos a tomar el t� a su casa y despu�s de eso �l no me habl� m�s.
No le pasaba nada supuestamente. Previo llanto y la redacci�n de una carta donde le expresaba mi tristeza, mientras �l dorm�a, fui llevada por �l a mi casa, donde pude leer en su blog lo que le pasaba: su mam� se pon�a celosa y �l pens� en terminar nuestra relaci�n por eso. Cuando ley� lo que le escrib� le dio "el derecho a la duda" seg�n ah� dec�a... �qu� es lo que yo hab�a hecho mal! �qu� hab�a hecho para que hubiese estado a 15 segundos de perderme!
Desde ese momento el mundo se me vino abajo, pues hab�a pensado en terminar nuestra relaci�n por algo externo a nosotros, que nos llevamos muy bien y lo pasamos genial. Ya comenc� a desesperarme, pensando en que mi valor agregado estaba siendo nulo y si lo ten�a no estaba siendo suficiente para que haya pensado en terminar por algo as�, o es que el problema con su madre era ya de una magnitud tan impresionante que lo super� al punto de, supuestamente, perder a la chica de su vida. Yo, sinceramente, pens� que lo hab�a perdido.
Cuando le� su blog era muy tarde, puesto que mi hermana estuvo horas conectada. Despu�s de eso, como era tarde, era imposible hablar con �l. Al d�a siguiente le mand� un mail para juntarnos a conversar y me respondi� escuetamente diciendo que no estaba preparado. Yo ya ten�a mucha rabia desde la noche, me sent�a p�simo porque no me habl� esto de un principio (seg�n escribi� siempre le pasa) y porque no lo habl� conmigo de frente.
En la ma�ana despert� con el tecleo de mi mam� en el PC... "�pas� algo con Kemiko?" me pregunt�, porque reci�n hab�a hablado con �l por MSN y estaba muy mal. Le cont� lo que me pas� y romp� a llorar a mares. En la noche no hab�a podido llorar porque herv�a de la rabia, pues sent�a que no me merec�a que no hayamos hablado. "Mam�, si termina conmigo no lo voy a soportar, me voy al extranjero porque ac� no podr� vivir" le dije recostada de espalda sobre mi cama, con r�os interminables de l�grimas que corr�an por mis sienes.
Quiz�s estaba siendo un poco exagerada, pero pensaba en vivir en esta ciudad y no tenerlo y eso me pon�a m�s mal a�n. No me levant� en toda la ma�ana, almorc� en pijama. Estuve inapetente como nunca, no quise m�s que un cuarto de pan al desayuno y dej� gran cantidad de arroz con tomate que me encanta. Mi nana no lo pod�a creer.
Llor� todo el d�a. Me preocupaba que deb�a ir a dar clases y estar�a con los ojos hinchados, mis alumnas me preguntar�an qu� me pasaba. En fin, hab�a que ir, as� es que me maquill� y me escond� detr�s de mis lentes �pticos. Sub� a una micro para llegar al metro y romp� a llorar nuevamente, es que yo pensaba que �l iba a terminar conmigo, as� es que pensaba la vida sin �l y no ten�a consulelo posible. Me baj� para ir al metro y pas� por un kiosko a comprar... "�tiene pa�uelos desechables?" le dije con una cara de que era obvio que eso necesitaba, o de que no era curioso que eso es lo que quisiera comprar. M�s abri� los ojos cuando le ped� dos paquetes.
En el metro segu� llorando, ya estaba preocupada porque llegar�a a clases con los rastros de la tristeza. Ya cuando se acercaba la estaci�n donde deb�a bajarme, me puse firme, sequ� mis l�grimas, respir� profundo y me decid� en pensar otra cosa.
Al llegar a la clase comenc� a saludar a todas. Le pregunt� a Alejandra, la profesora titular, si se me notaba algo en los ojos y me dijo que no. Comenc� a dar la clase y fue lo �nico que pudo calmarme, lo �nico que me hac�a olvidar que lo hab�a perdido. Despu�s algunas alumnas hablaron de ellas adelante, es un ejercicio que hemos estado haciendo hace unos d�as y era el turno de algunas de ellas ese d�a. Cuando contaban sus experiencias, muchas de ellas me llegaban profundamente y ya de nuevo deb�a tratar de contener el llanto. Muchas de ellas me daban "lecciones de vida" en un momento en que las necesitaba.
Despu�s de la clase, tal como le hab�a escrito, lo llam� para que nos junt�ramos a conversar. En el mail le dije que si no quer�a contestar estaba en su derecho y eso hizo, no contest� a mis dos llamadas. Me entristec� pero pens� que era prudente esperarlo un poco m�s.
Pensar que lo hab�a perdido era dur�simo. A pesar de que luchar�a por su amor hasta el final, yo ve�a que no seguir�amos. Volv� en el metro y, mientras viajaba, pensaba en que quer�a llorar de una vez por todas, con ganas, para quitarme el dolor y pens� en qu� hacer. Si iba a recordarlo, quer�a matar al fantasma de su ausencia y deb�a hacerlo en un lugar "nuestro" y me dirig� al caf� donde nos besamos por primera vez. Antes de llegar, estuve en una plaza, frente al lugar donde nos tomamos la mano por primera vez. Me sent� en una banca y llor� a mares. Cuando me hab�a desahogado un poco, me fui al caf�, ped� lo mismo que beb� y com� el d�a en que fui con �l. Sub� al segundo piso y me sent� en la misma silla donde me sent� en aquella oportunidad. A mi lado hab�a unas mujeres que no dejaban de hablar y me molestaban un poco, as� es que me apart� de ah� finalmente. Me sent� y saqu� unas fotos, tom� un l�piz y un cuaderno para escribir lo que sent�a. Nuevamente llor�, pero si quer�a matar al fantasma de su ausencia deb�a comenzar desde ya. Escrib�:

Mata al fantasma, Marie...
que las l�grimas se lleven
el horror de no tenerlo aqu�.
M�talo estando donde estuvieron
sintiendo los sabores de ese d�a,
recordando el sabor de sus besos.


M�talo jact�ndote del amor
que le tuviste incondicionalmente
sin dudar un segundo.
M�talo en cada fotograf�a
encand�lalo con el flash
y luego dale el golpe final.


M�talo sin piedad,
as� como �l no la tiene contigo,
y al ver que no reacciona,
m�talo sabiendo que tu vigilia
no correspond�a a ese sue�o
que s�lo viviste unos d�as.


M�talo para que sea libre
y vuelva s�lo convencido
de que no ser� m�s fantasma,
sino que ser� el ni�o
con el que jugabas al amor.


M�talo, mata al fantasma,
exp�a tus culpas escribiendo,
quita tu dolor gritando,
cumple tus metas viviendo,
sigue tu vida so�ando.


M�talo y s�cate el lazo
del que te aferrabas en su ausencia,
ahora no tiene el significado de luchar
ni por proyectos ni por sue�os,
se perdi� el sentido que ten�a
por eso m�talo bien muerto.


Me saqu� con rabia el lacito que �l me hab�a regalado antes de pololear. Despu�s de so�ar un momento de que aparec�a por el caf�, me fui de ah� caminando hasta casa: cuatro kil�metros de seguir sintiendo que lo hab�a perdido, pero con la certeza de que dar�a la pelea aunque estuviera perdida. Para colmo, lo ve�a en cada calle, en cada esquina, en cada sem�foro...
Al d�a siguiente ten�a una clase a las 8.30 y no fui capaz de levantarme, pues aparte de que me cost� dormirme en la noche, sent�a que no ten�a ganas de nada. Ya no aguant� m�s y le habl� por MSN, pues yo merec�a hablar con �l y no merec�a que me tuviera en la incertidumbre. Le habl� de muchas cosas que quer�a hablar personalmente con �l, como por ejemplo la soluci�n del problema, que no me crey� que la ten�a. "Si no tiene soluci�n no es un problema" me dijo �l alguna vez y se lo record�. No me daba se�ales de juntarnos, por lo que segu�a dici�ndole m�s cosas de las que le dir�a cuando habl�ramos. Me fui a hacer clases y, mientras estaba en una pausa, me llam�. Al sentir el sonido especial que �l tiene en mi celular, me salt� el coraz�n: tom� el tel�fono y sal�, para hablar con tranquilidad. Me dijo que s�lo me llamaba para saludarme, en fin, deb�a esperar a que decidiera que nos junt�ramos. Despu�s de la clase tuve una reuni�n. Me llam� un par de veces y luego me dijo que quer�a verme. Quedamos de encontrarnos en un lugar. Estaba tan nerviosa que perd� un chaleco que llevaba colgando de mi cartera, de lo que me di cuenta reci�n cuando sub� al auto. Obviamente no le di un beso al saludarlo y fuimos en silencio en busca de un lugar para conversar, el que fue interrumpido por una pregunta de su parte, de un tema trivial, lo que me extra�� gratamente porque �l nunca hace esas cosas. Llegamos y pidi� su helado de pistacho, ansiado por d�as por �l. Yo, un capuchino. Cuando nos sentamos era de esperar que me dijera "qu� es lo que tienes que decirme" y tambi�n lo era que ser�a un mon�logo. Supe despu�s que sinti� que le daba un serm�n, qu� terrible, no cre� estar haciendo eso. Dicen que quienes hacen clases tienen la tendencia de ense�ar todo el d�a, no s� si sea mi caso, pero lejos de sermonearlo le plante� la soluci�n que �l mismo me pidi�, queriendo romper con eso que escribi� de que yo no lo apoyaba y que quer�a cambiarlo, qui�n quiso eso...
Despu�s de tanto que habl� necesitaba feedback, as� es que le pregunt� qu� le parec�a todo esto y s�lo me dijo que lo dejara digerir la idea. Yo ve�a que ven�a el final, hasta ya imaginaba el t�tulo del pr�ximo post al respecto. Pero nos miramos a los ojos con curiosidad, y mientras eso suced�a, sin querer le di un manotazo a mi caf�, que qued� casi todo derramado en la bandeja. Nos miramos y nos sonre�mos, despu�s nos re�mos: el hielo se hab�a roto por mi torpeza. Acerc� su mano para que yo se la tome. Le dije que lo hab�a extra�ado mucho y que ten�a ganas de decirle que lo amaba mir�ndolo a los ojos y se me llenaron de l�grimas nuevamente.
Despu�s fuimos a dar vueltas en el auto. Nos detuvimos y me mir� mientras yo estaba tan feliz que le contaba lo lindo que hab�a sido para m� cuando estuvimos en el pasto el domingo. Fui viendo que �l no acusaba recibo alguno de felicidad y hasta ese momento no me hab�a besado, as� es que yo lo hice. No nos besamos otra vez hasta que nos despedimos. Estaba distante, es cierto que estaba cansado, pero no ten�a ning�n gesto de amor conmigo. Eso me baj� los �nimos. Seg�n dijo en su blog, salimos de todo esto como pololos nuevamente... que yo me haya enterado hace un poco m�s de un mes no hemos llegado a ser otra cosa.
Al d�a siguiente tampoco demostr� su alegr�a al contactarme en MSN, donde nos peleamos, apagu� el computador con rabia y llor� nuevamente, pensando en que �l no estaba 100% convencido de lo nuestro. Sent� que la depresi�n me estaba rondando, no fui a una conferencia con la que estaba muy entusiasmada, no hab�a lugar a la alegr�a. La herida no me ha ido siendo sanada de inmediato, sino que de a poco, pero estoy poniendo todo de mi parte, pues se viene la parte dif�cil: la soluci�n al problema.


Saldos al d�a:
  • Ganas de comer, pero debo estar en ayunas para el examen de sangre...
  • Una prueba solemne y un control estudiados el momento antes, haciendo gala de mi palabrer�a period�stica
  • Un ramo que estoy por reprobar, veamos qu� se puede hacer
  • La necesidad de una visita urgente a mi terapeuta
  • Un almuerzo traido por mis "amigos" de bazuca.com (ya se imaginan encargado por quien... �gracias!)
  • Una caja de Vizzio (adivinen regalada por quien... �gracias de nuevo!)
  • Trackbacks en mi blog (qu� wena ojal� alguien lo use...)
  • I'd like to know what you are thinking about this moment we are living...

MP

8 comentarios:

Srta. Lee dijo...

Ni�a...tranqui tranqui...he pasado ene veces por esos per�odos en que JURAS que todo se acab�, y te ahogas en un mar de llanto, y las l�grimas son amargas. Pero hay que tomar una bocanada y que te llegue el ox�geno hasta la �ltima neurona...para luego darse cuenta que no todo est� perdido y no es tan tr�gico como una cree.
Que la fuerza te acompa�e :P

marie dijo...

Mucho animo, no pierdas la calma, te mando energ�a positiva!

Anónimo dijo...

Trouble in paradise?? I'm so sorry!!
May the force be with you! =)
PEACE!

Anónimo dijo...

Animo Burbuja...
Lo bueno de las cosas que pasan es que pasan... es decir... lo bueno de que ocurran es que se van...
Ojo.. no compres pa�uelos mentolados, porque esos s� que irritan los ojos.
La vida no acaba cuando estos problemas aparecen. La vida sigue y (es promesa) te esperan mejores cosas m�s adelante.
Por �ltimo, manda a la punta del cerrro a la se�ora esa. Aunque entiendo eso de ser hijo mayor de madre sola. Implica tener que ponerse los pantalones cuando corresponda. No se puede dejar manipular tan facilmente... si no se la juega por t�, es porque, a lo mejor, no vale la pena que derrames l�grimas por �l.
�nimo y dale pa'delante.
Y eso de arrancar a otro pa�s... bueno... no es la mejor soluci�n. Mejor �ndate a una playa desierta, arrienda una caba�a y ll�vate un libro de filosof�a. Es m�s barato y m�s entretenido. Ac� en el sur, hay unos lugares que te los encargo... :-)

Andrecom
http://www.andrecom.cl/weblog

Marcos Vasni Navarro Vargas dijo...

Eres valiente, y �l tambi�n, me incomodar�a mucho saber que mi relaci�n amorosa est� siedo escrita casi con lujo de detalles en un sitio web p�blico... Eres increible, transparente en el blog, compartes plenamente tu vida y sentimientos, tira pa' arriba po'

ultra_titania dijo...

Despues de una tormenta...
siempre sale el sol...
Un besote

cecica dijo...

pasto! ... animo! ... tiempo al tiempo ... todo tiene solucion! ...

Y es verdad que las profesoras siempre andamos ense�ando ... osea, andamos ense�ando cosas ... quiero decir que nunca se nos quita eso de "cambiar al mundo" ... bien por eso!!!!

konus dijo...

Puedes tener... paz en la tormenta... (8)

Besitos